miércoles, mayo 24, 2017

Carta abierta a Silvio Rodríguez de Rafael Azcuy González.



 Foto de archivo: Silvio Rodríguez y Fidel Castro se abrazan

Carta abierta a Silvio Rodríguez de Rafael Azcuy González.
 
22 de Mayo de 2017

Señor Silvio Rodríguez.
Cuba.

Estimado Señor:

    Leí con sorpresa sus comentarios sobre la insurrección popular multitudinaria de la heroica y valiente Venezuela, digna de su patricio Simón Bolívar. No puedo creer que una persona de su sensibilidad no se solidarice con ese pueblo que está sumando día a día nuevos mártires adolescentes a la causa de su libertad y a su derecho a hablar y pensar libremente, así como de poder decidir el futuro que mejor entiendan para sus vidas, trátese en su país o de irse a cualquier otro lugar del mundo y volver cuando quieran.

    Ud. conoce perfectamente que el socialismo no funciona, mire el ejemplo de nuestra pobre Patria, a pesar de que cometieran el grave error de eliminar la clase media como Ud. valientemente ha señalado. En otros lugares no la eliminaron del todo como Venezuela y mire donde llegó con la corrupción el narcotráfico y el aferramiento al poder. El problema del socialismo Señor Rodríguez es que nada tiene dueño y es solo una justificación para mantenerse a perpetuidad en el poder como hicieron los hermanos Castro, como Stalin, Tito, Mao y muchísimos más y el otro gran problema es que hay unos más iguales que los demás como pasa también en Cuba y son los que comen, viajan, tienen cayos, yates, decenas de casas de visita y todo gratis sin haber trabajado nunca.

    Ud. mejor que nadie conoce el pensamiento martiano ¿Cómo va a igualarlo con el asesino Fidel o con el golpista corrupto Chávez ni tampoco con el gran Bolívar del que decía Martí que solo se podía hablar con la tiranía descabezada a sus pies? Bolívar que afirmaba que había que huir del país donde un solo hombre tuviera todo el poder como pasa ahora. En Cuba la contrarrevolución fue fortísima casi siete años se mantuvo en las montañas del Escambray y otras partes del país, miles de muertos, fusilados y reconcentrados. Averigüe la cantidad de decenas de miles que fueron detenidos en los días de Girón, pero como siempre pasa desde tiempos de la Revolución Francesa fue dominada, como en Venezuela se pretende hoy, a sangre y fuego. Cuando la lucha contra Batista el 26 de julio tenía la sección de Acción y Sabotaje y no tiraban taquitos ponían petardos, volaban alcantarillas, mataban gente, dejaron a La Habana tres días sin electricidad, regaban puntillas por las calles, tiraban cadenas al tendido eléctrico, secuestraban corredores de automóviles, hacían atentados, ajusticiaban chivatos sin juicio previo.

  Espero me disculpe por lo extenso del texto, pero sentí mucho que un hombre excepcional como Ud., un fino y sensible poeta que su abuelo habló con Martí pueda tener esas ideas a estas alturas de la historia.

Reciba mi saludo respetuoso Rafael Azcuy González.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Videos sobre el Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república

Published on May 19, 2017
Julio M. Shiling, Director de Patria de Martí presentó el Simposio "Cuba 1902-1958: Una gran república".
Los panelistas y los temas de las ponencias fueron:
Daniel Pedreira, Escritor e historiador
Política “La Asamblea Constituyente de 1940: Pluralidad ejemplar”
Alfredo Gómez Llorens, Economista e historiador
Economía “Los avances macroeconómicos”
Armando de Armas, Escritor y periodista
Cultura “El vasto entorno cultural”
El moderador fue:
Julio M. Shiling, Director de Patria de Martí
Los panelistas respondieron a las preguntas del público asistente.
El simposio fue organizado por Patria de Martí y Alianza Democrática y tuvo lugar en "West Dade Regional Library" de Miami el 18 de mayo, 2017.


Presentación del Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república por Julio M. Shiling



*****
Daniel Pedreira en el Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república. La Asamblea Constituyente de 1940



******
Alfredo Gómez Llorens en el Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república. Los avances macroeconómicos



*******
Armando de Armas en el Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república. "El vasto entorno cultural"



********
Preguntas y Respuesta del Simposio Cuba 1902-1958: Una gran república




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Carlos Esteban La Gaceta Madrid: FUENTES DEL FBI PULVERIZAN LA “TRAMA RUSA”: ¿QUIÉN MATÓ A SETH RICH?


Tomado de http://nuevoaccion.com

FUENTES DEL FBI PULVERIZAN LA “TRAMA RUSA”: ¿QUIÉN MATÓ A SETH RICH?

*********
El empleado del Comité Nacional Demócrata (DNC) Seth Rich fue la fuente de los célebres correos filtrados a WikiLeaks.
*********

Por Carlos Esteban
La Gaceta
Madrid
17 de mayo de 2017

La cadena norteamericana Fox ha hecho pública una información que confirma oficialmente una vieja sospecha, alegando fuentes anónimas del FBI: el empleado del Comité Nacional Demócrata (DNC) Seth Rich fue la fuente de los célebres correos filtrados a WikiLeaks y casi universalmente atribuidos a ‘los rusos’. Pero, antes, un poco de historia de la ‘trama rusa’ que lleva meses copando el espacio informativo.

El diario de referencia español, El País, lo llama ‘Rusiagate’ en su primera y anuncia que Donald Trump está “cercado” por el escándalo, reflejo de unos medios de prestigio norteamericanos -televisiones y periódicos- que dedican a la denominada ‘trama rusa’ una parte desproporcionada de su tiempo en antena o espacio en papel. El asunto ha llevado al nombramiento de un fiscal especial, Robert Mueller, para que lo investigue; se supone que ha provocado el cese del director del FBI, James Comey, de quien se ha filtrado que recibió la orden de Trump de detener su propia investigación en la cuestión; ha servido como excusa al Departamento de Justicia para legitimar las escuchas secretas del equipo de campaña del entonces candidato republicano, y los demócratas (y no pocos republicanos) quieren convertirlo en base para una destitución parlamentaria del presidente que ya estaría en preparación.

Pero, ¿en qué consistió específicamente esa ‘injerencia rusa’ en las elecciones norteamericanas? ¿Alguien lo sabe?

Sabemos lo que no es. Sabemos, está probado, que no hubo posible alteración cibernética del voto. Eso fue lo primero que descartaron unánimemente todas las agencias de inteligencia y todos los investigadores del caso, y confirmaron los recuentos en tres estados solicitados por la candidata ‘verde’ Jill Stein.

También sabemos que no se limita a la preferencia apenas velada del Kremlin por el candidato republicano, no porque no haya existido, sino porque no sería ilegal en absoluto. Arabia Saudí, sin ir más lejos, proporcionó una parte más que significativa de los fondos de campaña de la candidata Clinton sin que nadie lo considerase digno de investigación. Y aún estamos en la resaca de unas presidenciales francesas en las que líderes de todo el mundo han expresado su apoyo entusiasta a Emmanuel Macron en vísperas del voto.

Queda solo la célebre filtración de los correos de altos cargos del Comité Nacional Demócrata en los que se sugería que el aparato del partido hizo trampas en las primarias demócratas para que no ganara Bernie Sanders, además de cuestiones menores que no dejaban a los colaboradores de Hillary en buen lugar. La revelación llevó entonces a la dimisión de la presidente del DNC, Debbie Wasserman. ( foto de la izquierda)

La filtración corrió a cargo del célebre consorcio de ‘hackers’ liderado por Julian Assange, WikiLeaks, en su día jaleados como héroes de la libertad de información cuando revelaba trapos sucios de la Administración Bush por los mismos que ahora les equiparan a terroristas. Y en seguida se convirtió en consigna oficial en los medios que habían sido ‘hackers’ rusos a las órdenes de Putin quienes habían penetrado en los servidores del DNC para luego pasarle el botín a Assange y que lo colgara en la red.

Rusia negó todo, y desde entonces su administración altera irritado hartazgo con burlona ironía cada vez que se ve obligada a repetir el desmentido. Assange también negó que fueran los rusos, más: insistía en que ni siquiera había sido ‘hackeo’, sino que habían contado con la colaboración de un ‘topo’ en el propio DNC, por otra parte el método usual de WikiLeaks, como puede testificar el teniente Bradley Manning, encarcelado por ello. Pero, claro, ¿qué iban a decir los acusados?

Pero seguía sin haber pruebas, la investigación del FBI no llegaba a ninguna parte y, entre tanto, WikiLeaks filtraba ‘Vault 7’, una mirada de documentos de la CIA en los que, entre otras muchas cosas, demostraba que la agencia de espionaje cuenta con herramientas informáticas que disfrazan las intrusiones ilegítimas en sistemas protegidos de modo que parezcan proceder de potencias extranjeras. Mal asunto.

Pero daba igual, bastaban las sospechas. Los demócratas basaron todo su movimiento ‘Resist 45’ en esas sospechas, en la creencia de que Trump se había confabulado con la inteligencia rusa para torpedear la campaña de su rival con el robo de los correos de sus colaboradores. Y así llevamos meses, desde antes de que Trump tomase posesión de su cargo, con ‘revelación sensacional’ tras ‘exclusiva escandalosa’ que presiden las portadas y abren los telediarios y en seguida quedan en agua de borrajas. Hasta ahora.

Porque ahora están surgiendo nuevas pruebas que pulverizan la teoría de la conspiración que tan diligente y machaconamente ha trabado la prensa. Según el citado reportaje de Fox News, fue el empleado del DNC Seth Rich quien pasó a WikiLeaks 44.000 correos electrónicos de sus jefes. Lo siento, no hay rusos.

Según la Fox, a través de fuentes anónimas del FBI, Rich tomó contacto con WikiLeaks a través de Gavin MacFadyen, periodista investigación y director de WikiLeaks que vivía entonces en Londres. Los investigadores habrían encontrado en el ordenador del experto en sistemas informáticos los correos y 17.761 archivos adjuntos intercambiados entre los responsables de la campaña demócrata de enero de 2015 a mayo de 2016 que Rich compartió con WikiLeaks.

“He visto y leído los correos entre Seth Rich y Wikileaks”, aseguró a Fox News el investigador federal, confirmando la conexión MacFadyen connection y señalando que los correos están en posesión del FBI.

¿Y qué dice el joven Rich a todo esto? Nada, porque está muerto. Y aquí es donde la trama se pone truculenta. Seth Rich fue asesinado de dos tiros en la espalda en las calles de Washington de madrugada, cuando volvía de tomar unas copas a su casa. La policía concluyó que se trataba de un atraco, aunque el supuesto ladrón dejó su cartera intacta y ni siquiera se llevó su móvil.

De hecho, esa es la investigación del FBI que, ante la curiosa incuria de la policía estatal, ha servido de base para la información de la Fox.

Las nuevas revelaciones vienen a confirmar los hallazgos de Rod Wheeler, ex investigador de homicidios y colaborador de Fox News contratado por la familia de Rich. “Estoy convencido de que la respuesta a la pregunta de quién mató a Seth Rich descansa en el disco duro de su ordenador que ahora está en un estante de la policía de Washington o de la sede del FBI”.

Esta semana, la cuenta verificada en Twitter de la embajada rusa en Londres publicaba en la red social: “El informador de #WikiLeaks asesinado en Estados Unidos, pero los medios están demasiado ocupados acusando a los ‘hackers’ rusos para darse por enterados”.

En el mejor de los casos, es asombrosa la falta de curiosidad de los medios ante un caso tan desconcertante, al que no dedican ni un minuto ni una línea. Mientras, la pregunta es: ¿quién mató a Seth Rich?
 ******
Published May 23, 2017
Hannity: My prayers go out to Seth Rich's family


*******
ESTO FUE PUBLICADO EL 23 DE OCTUBRE DE 2016 EN BARACUTEY CUBANO

Published on Aug 9, 2016
Julian Assange seems to suggest on Dutch television program Nieuwsuur that Seth Rich was the source for the Wikileaks-exposed DNC emails and was murdered.

***********
WATCH: ASSANGE EXPOSES HILLARY’s BULLSH*T! HACKERS AREN’T RUSSIAN, THEY ARE DEMOCRAT WHISTLEBLOWERS & YOU’RE HAVING THEM KILLED!
ELDER PATRIOT – When Seth Rich was found shot in the back in the early morning hours on a Washington street it was reported to be a result of a robbery.  The problem with that story was Rich’s money, his wallet and his watch and phone were still on his body.
The 27 year-old Rich was a DNC staffer who had joined the Democratic Party because he had believed that the Democrats actually want to use government to help people.  As he learned that the party he admired was actually nothing more than a crime syndicate masquerading as political party that cares about the people, he decided to go to the FBI with what he had learned while he worked at the DNC.
He was murdered on his way to that meeting.  Assange felt threatened enough by Rich’s assassination to allow himself to be interviewed about it
Julian Assange told his interviewer, “Whistleblowers go to significant efforts to get us material and often very significant risks. As a 27 year-old, works for the DNC, was shot in the back, murdered just a few weeks ago for unknown reasons as he was walking down the street in Washington…
When the interviewer interrupted him to press him on what he was suggesting Assange responded, “I’m suggesting our sources take risks and they are, they become concerned to see things occurring like that.
Silencing snitches by organized crime families, or the silencing of whistleblowers by corrupt political machines is done to discourage others from coming forward.  Assange made that clear in this video.
The recent avalanche of emails, obtained legitimately or not, has made it obvious to everyone except Hillary’s true sycophants that the Clinton Democratic machine (aka the Clinton crime syndicate) will stop at nothing to gain control of the United States treasury.



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Ramón H. Colás: Mi venganza será

Tomado de https://www.facebook.com

Mi venganza será

Por Ramón H. Colás
23 de mayo de 2017

Un señor de mi pueblo, cuyo nombre no vale la pena mencionar, me escribió en privado insultándome. Dijo en su mensaje, dentro de tantas cosas, que yo era un traidor, desagradecido y que tengo ciertos deseos de venganza. A sus improperios le respondí, después de argumentar como su fanatismo era una lamentable enfermedad: oraré por tu alma. Inmediatamente pensé, porque me dejó pensando, que había una verdad en su última ofensa. Realmente, tengo deseos de venganzas.

Me vengaré de los Castros, trabajando sin descanso, con todos los cubanos de buena fe, para construir un país distinto, mejor y libre. Un país que revise las cenizas del castrismo cada días y descubra las ascuas encendidas que puedan quedar de tan perverso sistema y apagarlas para siempre. Que institucionalice el derecho a la libertad, como el don supremo e inviolable de cada compatriota, y que devuelva la plena dignidad a todos los cubanos.

Me vengaré, con acertado placer, viendo como las efigies de la intolerancia serán borradas de las plazas ceñidas por el dogma del odio. Cuando los culpables comparezcan ante la justicias para ser severamente condenados por sus crímenes y sus castigos no impliquen la muerte como hicieron los rebeldes de Castro. Mi venganza será, para disfrute total, cuando los niños no juren ser como el Che Guevara, cuando las mujeres no encuentren en la prostitución un mejor destino a sus vidas y cuando los jóvenes decidan a permanecer en Cuba para desarrollarla y darle el lugar que siempre mereció.

Mi venganza será, cuando vea leer, en cualquier lugar de mi país, los libros de Guillermo Cabrera Infantes, Zoé Valdés Valdez, Reinaldo Arenas, Gastón Baquero, Milán Kundera, Alexander Solzhenitsyn o Jorge Luis Borges, sin esconderse de nadie. Cuando escribir libremente no implique un castigo, cuando una reunión no sea interpretada como una conspiración y cuando los periódicos reflejen la realidad tal cual es.

Mi venganza pasa por ayudar a desinfectar del dogma marxista aquellos incondicionales al castrismo que tratarán de revertir el curso de la futura democracia desde la demagogia, la intriga, el odio, el chivatazo y el bloqueo a las ideas nuevas. Me vengaré de Idalmis Gómez, quien una tarde de Agosto ofreció su casa a la seguridad del estado para convertirla en un puesto de mando, desde donde se dirigió el desalojo de mi familia y ayudó a incautar mis libros para luego ser arbitrariamente detenido, invitándola a que se convierta en una demócrata. Me vengaré de Aldo Cortez (médico vecino que me golpeó un día 27 de septiembre del 1998 defendiendo a su revolución) mirándole a sus ojos revolucionarios para ayudar a curarle su odio cerval.

Me vengaré del policía, de los segurosos, de los chivatos del barrio, de los maestros que invitaban a los alumnos a no relacionarse con mis hijos, del chofer que me bajó de su carro cuando opinaba contra el sistema, del obrero del central Amancio, cuando intentó sacarme de un centro comercial, del psiquiatra Gervasio (agente del SE) y de Joaquín Valenzuela, por su humillante mitin de repudio en el hospital, ofreciéndoles el perdón que no merecen.

Mi venganza será, el día que los libros de historia describan a la dictadura actual como una referencia nefasta del pasado.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Marlene Azor Hernández sobre una estrategia de comunicación del PCC : La desinformación como método de Fidel Castro para evitar “el contagio” de la perestroika.


El derrumbe: una estrategia de comunicación del PCC

La desinformación como método de Fidel Castro para evitar “el contagio” de la perestroika

Por Marlene Azor Hernández
Ciudad de México
23/05/2017

En el interesante doctorado de Even Sandvik Underlik, “Cuba fue diferente”[1], el autor entrevista a 17 militantes del partido, 20 años después del derrumbe del socialismo euro-soviético para rescatar la visión del partido único cubano sobre la perestroika y el fin de la URSS.

La mayoría de los entrevistados han sido funcionarios de alto nivel en el país y reflejan y analizan el tipo de información que recibieron en la época y la línea que adoptó el partido para todos sus militantes: hay que encontrar las diferencias con el modelo soviético y no se puede discutir las semejanzas con Cuba sino las diferencias.

Señala el autor:

“Castro dio órdenes al Comité Central del PCC de preparar de forma confidencial argumentos contra la perestroika, “enfatizando diferencias entre Cuba y la Unión Soviética en tamaño, grado de desarrollo económico y social, historia, cultura y tradiciones”[2]

Como testigos del período en Cuba, los profesores de la Universidad de la Habana, fuimos llamados a una reunión en la cual se nos puso un video de Fidel Castro en el que decía: “Ahora el veneno nos viene del espíritu santo” en el entendido que la perestroika era el veneno y el espíritu santo, el país del cual habíamos recibido una cuantiosa ayuda: la URSS.

El video fue para mí otro disparate de Fidel Castro porque no lograba fundamentar porque la perestroika era un “veneno”. Siempre entendí que esta estrategia de negación, significaba que su poder estaba siendo cuestionado por aceptar la copia ideológica, política, económica, jurídica, social y organización cultural, el mismo sistema de seguridad y represión, y por lo tanto tenía las mismas consecuencias. Su desacuerdo no era más que la evidencia de su incapacidad política para proponer y promover otras alternativas. Nunca le interesaron los múltiples problemas sociales, económicos, políticos y culturales que creaba el modelo soviético. No tenía hondura intelectual y política ni interés para planteárselos, también prohibía a los demás hacerlo. Su interés era la ayuda recibida de la URSS.

Como partido militarizado de ordeno y mando, y como régimen político tiránico, nadie más pudo manejar la interpretación de la perestroika en la URSS. Se le “dejó” a Fidel Castro que en sus discursos orientara lo que había que saber, pensar y lo que se debería decir en medio de la crisis más profunda de la historia cubana. Ese es otro resultado nefasto del monopolio partidario de los medios masivos de comunicación y del régimen político tiránico de partido único: el embrutecimiento de la población y la ausencia de alternativas.

Mientras en público, decía en sus discursos de la época que era necesario investigar las causas del derrumbe o “desmerengamiento” del campo del “socialismo real”, a espaldas de los ciudadanos reprimía cualquier análisis sobre el modelo económico, social, jurídico y político copiado por Cuba, hasta el suspiro. Para el “mesías” —y así lo trasmitió a sus militantes— el derrumbe era un asunto de blandura o de firmeza de macho alfa, nunca una responsabilidad por las políticas públicas del país.[3]

No importa si esto tenía repercusiones nefastas en la vida de millones de ciudadanos, por desinformación y represión de la opinión pública y académica. No importa si la desinformación impedía el debate de las alternativas a la crisis al mismo tiempo que las reprimía. El “mesías”, seguía pensando el país como su dominio personal y no tenía propuestas políticas alternativas viables. La ausencia de soluciones a los problemas acumulados los dirigió Fidel Castro, a la regresión hacia los voluntarismos de los años 60s que habían demostrado su fracaso.[4]

Lo más lamentable del asunto es que sus militantes aceptaron sumisos y algunos hasta represivos —algunos mencionan su papel en los actos de repudio—, la errática política del “mesías” y en sus entrevistas mostraron una mediocridad vergonzosa para analizar las causas del derrumbe euro-soviético y las alternativas. Uno se pregunta si queda alguien ilustrado, sensato y honesto en las filas del partido comunista de Cuba o si solo quedan funcionarios e intelectuales de muy bajo horizonte cultural y político. También, si la postura de “macho alfa” que se utiliza sólo contra los reprimidos y no contra los represores demuestra el estado cavernícola del PCC y de su militancia.

El caso es que aún es un tabú hablar del derrumbe del modelo copiado en Cuba y por eso la falta de alternativas a los problemas estructurales heredados. El gobierno cubano hace círculos alrededor de los mismos problemas estructurales, se estanca, reprime el debate y el país continúa en recesión.

Sandvik analiza la cobertura de prensa sobre el derrumbe en el periódico Granma desde el 1989 a 1992 y entrevista a los militantes en el 2013.

En su análisis de la prensa, concluye sobre la poca información que ofrece el Granma sobre los acontecimientos en la URSS, de lo cual solo se publica algo sobre el debate económico entre dos propuestas de reformas en ese país. Sin embargo, algo se publica con respecto a la RDA, sin mencionar la caída del muro de Berlín, sino la apertura de fronteras del partido comunista este alemán. La muerte de la pareja Ceausesco en Rumania y algo sobre el movimiento Solidaridad en Polonia siempre en recuadros secundarios del periódico.

Llama la atención, como todos los militantes entrevistados siguen la consigna del militarizado partido leninista cubano, una actitud que demuestra la falta de autonomía de los militantes y la aceptación de cualquier orientación por muy en contra de los intereses de la población que pueden resultar. Hasta ahora, esos mismos militantes y su partido evidencian la falta de capacidad política de la dirección de la época y la actual, para propiciar y consensuar un cambio estructural del socialismo real cubano, en crisis desde 1990.

La nefasta construcción de un partido militarizado (leninista) cubano ha hecho posible junto al tratamiento de la realidad interna del país de manera esquizofrénica —los medios masivos de comunicación demuestran una ruptura sistemática con los problemas del país— que, 27 años después de la caída del Muro de Berlín, el país no avance para salir de su crisis estructural, no reconocida por sus propios intelectuales y funcionarios “orgánicos”: ¿mordaza, autocensura o represión?

[1] Even Sandvik Underlik, “Cuba fue diferente: El derrumbe del socialismo euro-soviético visto desde el Partido Comunista de Cuba (1989-1992, 2013)”, Universidad de Bergen, Noruega, 2017. http://bora.uib.no/bitstream/handle/1956/15834/Doktorgradsavhandling%20BORA%20Underlid.pdf

[2] Idem, p. 308.

[3] Carlos Aldana, tercera figura de la nomenclatura cubana también hablaba en la época de las partes blandas de la sociedad que eran, según su punto de vista, los intelectuales. En este caso, Aldana también manipulaba a los intelectuales con el referente del macho alfa que aún perdura en algunos de los militantes entrevistados en el doctorado de Sandvik Underlik.

[4] “La política de rectificación de errores y tendencias negativas”, que el autor reconoce como en dirección contraria a las reformas soviéticas. En Cuba, se traducían en mayor centralización del poder, la movilización compulsiva de “las masas” y nuevos programas de educación “gratuitos”. Las estrategias económicas de los años 90 no mejoraron el nivel de vida de la población y se revirtieron con la ayuda venezolana, hoy en crisis.

© cubaencuentro.com

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

martes, mayo 23, 2017

20 de mayo, una reflexión . Carlos Cabezas sobre la Instauración de la República de Cuba en 1902:

Tomado de https://www.martinoticias.com

20 de mayo, una reflexión


 
Fotos de la  Azotea del Palacio de los Capitanes Generales y de la Plaza de Armas el 20 de mayo de 1902 

 Por Carlos Cabezas
Mayo 20, 2017

Parecía que todos al unísono aguantaban la respiración, mientras, en lo alto, ondeaba la bandera de Narciso López. ¡Hemos llegado!, fue la expresión de júbilo y gozo de los presentes. Diferentes actos a través de la Isla marcaron el arribo a la independencia de Cuba aquella mañana del 20 de Mayo de 1902.

Atrás quedaban las noches de frío y angustia en la manigua, la carga al machete, el hambre y la carencia de medicinas, como la de fusiles, balas y cañones. Por delante los mártires marcaban el sendero de los héroes.

Nace la República de Cuba bajo estos signos, que pronto pasaron a ser símbolos idealizados por los nuevos ciudadanos, anteponiendo revoluciones y sangre a todo tipo de cordura política.

Aunque los buenos patriotas se esforzaron hasta el extremo, los mediocres y los malos utilizaron el ideario martiano para hacer precisamente lo contrario. Hubo quienes tomaron a la Patria como pedestal.

La corrupción administrativa inflada de demagogia opacó los adelantos y progresos que en poco tiempo convirtieron a una tierra arrasada por la guerra en un vergel floreciente.

Leyes y reformas para obreros y mujeres dieron ejemplo al mundo. Estaban ahí, no preguntemos si se cumplían o no. La intención era de las mejores.

No todas las revoluciones fueron negativas. Hubo rebeldía ante la Enmienda Platt, pronto nos la quitamos de encima. Aceptarla, como única vía para tener república, fue la marca de la ignominia que dividió a los patriotas de los llamados plattistas, cuando en realidad todos sentían lo mismo por Cuba.

El todo es mayor que la parte, explica la filosofía, y es necesario hacer una mirada retrospectiva para cuestionarnos qué falló. Muchas respuestas escuché durante años, cuando entrevistaba en T.V. a personajes ilustres, académicos, políticos y personas comunes. Me atrevería a plantear que el fracaso fue antropológico. Fuimos los cubanos el gran problema, no busquemos más.

¿Nos diferenciamos del resto de los hombres y mujeres, al nivel de individuos, o de otros pueblos como país? Estoy seguro que no. Es la persona y su condición humana la que comete los errores. El libre albedrío nos responsabiliza de nuestros actos. Entonces, ¿por qué buscar en factores externos lo que nos corresponde? Desplazar la culpa nunca nos eximirá, aunque lloremos por lo que no supimos o pudimos defender.

Los valores espirituales son generales y universales, por ello lo que solo es bueno para algunos, no es bueno. Si nuestros mambises tuvieron una motivación para luchar, la lograron viviendo de valores elevados, dando como ofrenda sus vidas en oblación. También la mayoría de los cubanos seríamos capaces de imitarlos, pero cuando dar la vida poco a poco, día a día, se convierte en un estorbo, comienzan las dificultades y las deserciones.

No busco dar soluciones, más bien inquietar conciencias para hallar algo en común. Hasta que nosotros mismos no cambiemos y seamos capaces de renovarnos, ni Cuba ni el mundo cambiarán. El camino más corto es ponerse en marcha. ¿Hacia dónde ir? A nuestra propia manigua. Ahí está esperándonos, cada cual ha de entablar su propio combate y unirse a otros cuando hay un denominador común.

La mejor manera de festejar el 20 de Mayo es viviendo la misma experiencia de aquellos hombres y mujeres que forjaron la patria, a través de una concepción clara de su papel en aquellas circunstancias. No buscaron la honra de las turbas ni el aplauso fariseo. Cada uno alzó su machete redentor de la forma que pudo, en ocasiones llenos de rabia por lo que otro de los suyos hacía, pero sin perder su objetivo.

El pueblo hebreo en su andar por el desierto era mordido constantemente por serpientes. Yahvé Dios le dijo a Moisés que hiciera una serpiente de bronce y la colocara en lo alto de un estandarte, para que todo aquel que fuera mordido quedara sano al mirarla.

También nosotros necesitamos nuestra serpiente de bronce, ésta puede ser el 20 de Mayo, para que cada vez que reflexionemos al respecto, imitemos a los que prepararon el camino para llegar a ese día, desenraizando nuestros valores y criterios, para ordenarlo todo en lo sucesivo en base a la verdadera redención de Cuba.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Videos. Streamed live 2 hours ago La Policía de Manchester ha confirmado varios muertos y heridos a causa del incidente Las explosiones registradas en el Manchester Arena durante un concierto de Ariana Grande dejan al menos 20 muertos

Streamed live 2 hours ago
Varios muertos tras dos explosiones durante un concierto de Ariana Grande en Manchester
La Policía de Manchester ha confirmado varios muertos y heridos a causa del incidente
Las explosiones registradas en el Manchester Arena dejan al menos 20 muertos



Varios muertos tras dos explosiones durante un concierto de Ariana Grande en Manchester




Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Videos de las visitas del Presidente Donald Trump a Arabia Saudita y a Israel

Published on May 21, 2017
President Trump Delivers Speech in Saudi Arabia - Saudi-U.S. Summit 2017 - President Donald Trump Speech at Arab Islamic American Summit - Pres. Trump in Saudi Arabia
President Donald Trump visits Saudi Arabia during his first trip abroad since taking office.

President Trump Full Historic Speech in Saudi Arabia 5/21/17 5/21/2017



*******
Published on May 22, 2017
WATCH: President Donald Trump Press Conference with Prime Minister Benjamin Netanyahu in Israel
President Trump Press Conference with Prime Minister Benjamin Netanyahu in Israel 5/22/2017



*********
Published on May 22, 2017
(EN ESPAÑOL) Presidente Trump hace una declaración con el Presidente Rivlin (Mayo 22, 2017)



**********
Published on May 22, 2017
(EN ESPAÑOL) El Presidente Trump participa en una reunión bilateral con el emir de Kuwait (Mayo 21, 2017)








Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Esteban Fernández: NI ADVERSARIO NI ALABARDERO DE DONALD TRUMP


NI ADVERSARIO NI ALABARDERO DE TRUMP


Por Esteban Fernández
22 de mayo de 2017

Lo que está pasando con respecto a Donald Trump es increíble: ¡NO SE PUEDE OPINAR SOBRE ÉL!

Demostrar simpatías o antipatías por este señor trae aparejado que te caiga encima “una carga de machetes” de la mitad de los habitantes de USA.

Y eso me cae como una patada porque soy una persona que me encanta expresar libremente mis pensamientos sobre todo lo que acontece – para eso vine aquí- pero al respecto parece que no se puede decir “ni ji” sin que medio mundo quiera pelearse con uno.

El 99.9 de mis amigos son “Trumpistas” y los poquitos que no lo son -SI SON SINCEROS ANTICASTRISTAS- siguen siendo mis amigos. Al que está en contra de la tiranía me importa poco si le gusta o le disgusta Trump. Ese es un derecho de vivir en democracia.

Por ejemplo: hay una amiga de Facebook que se llama Janett Jalil que me parece que no apoya a Donald Trump. Llamé a Aldo Rosado e indagué sobre ella y Aldo me dijo que “es 100% anticomunista y anticastrista”. Y eso es todo lo que necesito para mantenerla entre mis compañeros de lucha.

Mis sentimientos sobre Donald Trump son extremadamente ambivalentes. Durante la campaña electoral mis simpatías completas estaban del lado de Marco Rubio. Quería que fuera Marco el candidato y el presidente electo.

Ah, pero no fue así, Marco no resultó ser el preferido de las masas y postularon y salió electo Donald Trump. No hubo tormento ni lloré como las huestes Clintonianas.

Yo me alegré en el alma que ganara Donald Trump y que perdiera Hillary Clinton porque la detesto a ella y a su marido, y me caen como una patada Obama, Michelle, Biden y prácticamente el Partido Demócrata en pleno. Y bajo ningún concepto iba -ni voy nunca- a hacer causa común con ellos. Y si mañana se celebraran elecciones de nuevo volvería a votar por Donald Trump.

Y ahora más cuando veo la campaña brutal anti Trump que está realizando la prensa norteamericana izquierdista que yo detesto, entonces no me da la gana de compartir con ellos sus críticas.

Porque lo cierto es que yo no soporto a CNN, ni a MSNBC y mucho menos al Washington Post, ni a sus repugnantes reporteros ni a sus detestables comentaristas. Y odio con toda las fuerzas de mi ser al New York Times porque le otorgo el 80 por ciento de la culpa de que Fidel Castro llegara al poder.

Y aunque en determinados momentos me pueda caer mal Donald Trump (y quede claro que en la mayoría de los casos estoy muy de acuerdo con muchísimas cosas que él propone) sólo necesito escuchar y ver en la televisión a Maxine Waters, Jorge Ramos, Anderson Cooper, Al Sharpton, Mika Brzezinski, a Don Lemon, Eugene Robinson, Brian Williams para tener deseos de levantarme de mi sillón y aplaudir al Presidente.

Y cuando cometa o haga una barrabasada (y a veces las hace y las comete) voy a echarle con el rayo. Porque si durante los años 59, 60, 61 y parte del 62   grité a voz en cuello en Cuba lo que pensaba de Fidel Castro, aquí digo, pienso y escribo lo que me salga de las entrañas sobre Donald Trump.

Porque no soy su enemigo y mucho menos su canchanchán. NI ADVERSARIO NI ALABARDERO. Si quiero lo ovaciono y si quiero lo critico con todo respeto. Dije, digo y diré lo que mi conciencia me indique en cada instante y al que no le guste, que se vaya a ver a quienes están completamente sectarizados como Rachel Maddow en MSNBC y Sean Hannity en Fox News.


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Cuba. El relevante cantautor y mala persona el cubano Silvio Rodríguez exhorta a los venezolanos a luchar por la América 'que previeron Bolívar y Martí, Fidel y Chávez'

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

Silvio Rodríguez  una parte de la  garra  que mata al pueblo cubano de hambre  y  por la falta  de derecho.

 Amaury Gutiérrez:   No Toques Esa Guitarra


 ************
Tomado de http://www.diariodecuba.com

Silvio Rodríguez exhorta a los venezolanos a luchar por la América 'que previeron Bolívar y Martí, Fidel y Chávez'

DDC
La Habana
22 de Mayo 2017

Silvio Rodríguez exhortó a los venezolanos a que "no dejen de luchar por lo que vale la pena, la América Nuestra que previeron Bolívar y Martí, Fidel y Chávez", en un mensaje compartido en su blog Segunda Cita y publicado por el sitio oficial Cubadebate.

El cantautor compara la oposición al Gobierno de Nicolás Maduro con "la contrarrevolución" que después de enero de 1959 "quemaba centros de trabajo" y "ponía bombas incluso en los cines"; cosa que, afirma, "la revolución nunca hizo", aunque los ataques y sabotajes del Movimiento 26 de Julio han sido documentados y reconocidos por sus autores.

"Lo que están viviendo" los venezolanos "es mucho más estresante y violento, porque se trata de sectores bastante amplios de población dedicados a la beligerancia urbana", opina el cantautor.

Por "suerte", añade, en Cuba "buena parte de la burguesía se marchó, pensando que la Revolución iba a durar seis meses, porque los americanos no la iban a permitir".

(Silvio Rodríguez abrazado al ya difunto tirano Fidel Castro. Foto y comentario añadidos por el bloguista de Baracutey Cubano)

"Los poderosos por derrotar venezolanos aprendieron mucho de los poderosos derrotados en Cuba. No en balde algunos de aquí fueron para allá y continuaron siendo magnates. Probablemente por eso buena parte de la prensa venezolana fue siempre ríspida con la revolución cubana y con algunos cubanos que visitábamos Venezuela", considera Rodríguez.

El cantautor dice que hay "una suerte de comunidad entre los nuevos exiliados venezolanos de la Florida y lo más recalcitrante del viejo exilio cubano".

"Hay otra vuelta de tuerca de los que no están dispuestos a perder su hegemonía en esta región. Debemos estar muy claros de lo que nos espera si la política de Estados Unidos triunfa…", agrega.

En 51 días de protestas contra el Gobierno de Maduro, han muerto 48 personas, algunas ONG cifran los fallecidos en 50, además otras 13.000 han resultado heridas en enfrentamientos con las fuerzas de seguridad.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

lunes, mayo 22, 2017

Julio M. Shiling sobre la República de Cuba (1902-1958): Fue una gran república. Cuba republicana, como todo ensayo político, tuvo sus luces y sus sombras y fue parte de un proceso en evolución constructivo, que el régimen de los Castro frustró


Fue una gran república

*******
Cuba republicana, como todo ensayo político, tuvo sus luces y sus sombras y fue parte de un proceso en evolución constructivo, que el régimen de los Castro frustró
*******

Por  Julio M. Shiling
Miami
22/05/2017

El comunismo en Cuba, igual que en otros países que han padecido (o padecen) semejante mal, urgió de un régimen totalitario para fundamentar su incrustación. Factores cruciales para concretar exitosamente ese empeño, han sido la mecanización sistemática del terror estatal, un esquema de premiación/castigo para provocar la sumisión y la promulgación y el reforzamiento de la contracultura. Este último elemento estratégico del proyecto comunista cubano consiste de la tergiversación metódica de la realidad y los hechos, por medio de la manipulación de la cultura, que es como las sociedades perciben el mundo material. Esta maquinación busca alinear la percepción de la substantividad cotidiana de los cubanos, con los objetivos ideológicos y dictatoriales, para así facilitar el control social. Como punta de lanza, esta imposición cultural artificial ha conllevado a que, con consistencia invariable, el poder político haya confeccionado la adulteración del pasado, la ocultación del presente y el engaño sobre el futuro.

Nuestros próceres han sido difamados. Los crímenes de lesa humanidad cometidos han sido negados descaradamente. La historia cubana entera, tal como la ha propagado el castrocomunismo y sus papagayos, ha padecido de una campaña de embaucamiento intensivo. La república que surgió aquel 20 de mayo hace 115 años y que según la mistificación castrista, ellos mataron el 1 de enero de 1959, ha soportado el mayor vilipendió en su guerra deconstructiva sucia. Sin embargo, los hechos son maestros en la obstinación.

Cuba republicana, como todo ensayo político, tuvo sus luces y sus sombras y fue parte de un proceso en evolución constructivo, que el régimen de los Castro frustró. Cuba de 1902 a 1958, dejó grabado fidedignamente para cualquiera que quisiera indagar, analizar y formular un juicio crítico y equilibrado, su record como república liberal. Es cierto que las cifras no revelan en cualquier análisis la complejidad integradora del caso en punto, pero no es menos cierto que las ciencias sociales sin pretender describirlo todo, emplean índices y establecen estándares por alguna razón. Éstos nos permiten examinar datos y figurar parámetros de comparación. El castrismo con los índices ha sido un experto en la prestidigitación calculada, ese arte que busca engañar al espectador, utilizando las manos y otros trucos. Dicho sea de paso, que esos mismos índices o sus equivalentes, son los que nos muestran la información que abajo aparece.

Algunos de los logros en la salud de la República de Cuba eran laudables. En 1957, Cuba gozaba de una tasa de mortalidad infantil más baja que Francia, Bélgica, Austria, Japón e Italia. Hoy todos esos países tienen índices en este campo que superan a Cuba. En cuanto a médicos per cápita, Cuba republicana tenía más galenos por cada mil habitantes en la década de 1950 que el Reino Unido, Finlandia, Noruega, Suecia, Irlanda y España y estaba emparejada con los Países Bajos. En cuanto a la expectativa de vida humana en años, en esa misma década, los cubanos vivían más que los costarricenses, los chilenos, los surcoreanos y los portugueses. Hoy todos los ciudadanos de estas naciones viven igual o más que los cubanos. Por un país en “subdesarrollo”, Cuba pre comunista superaba a muchos de los galardonados hoy en la élite del primer mundo. ¿A qué mundo llevaron los castristas a Cuba?

El campo de la educación, brotan semejante resultados y es víctima de la misma gesta timadora. El argumento del castrocomunismo en cuanto a sus alardeados “avances” en la educación, depende de la ignorancia de su receptor. En otras palabras, la dictadura busca limitar el análisis de las cifras, a un fenómeno estático y aislado y no uno comparativo y dinámico. El experimento comunista cubano heredo un país alfabetizado en casi un 80 % de su población. Progreso de la proporción que alude la propaganda castrista, lo tuvieron países como El Salvador, Perú, Brasil, Bolivia y República Dominicana (entre muchos otros). En 1950, El Salvador tiene un nivel de alfabetización de menos del 40 %. Hoy cerca del 90 % de los salvadoreños pueden leer y escribir. Los dominicanos estaban en la misma situación y hoy 92 % de sus ciudadanos están alfabetizados. Ambos casos más que duplicaron los porcentajes en los índices de alfabetización. Brasil y Perú, con un 50 % de alfabetizados en 1950, han alcanzado respectivamente hoy, el 93 % y el 95 %. ¿Por qué no se habla de los grandes logros de estos países? ¡Todos ellos lo lograron sin tener que sufrir 58 años de un régimen totalitario!

En cuanto a la relación entre la remuneración a la sociedad y la suma de lo que produce el país en bienes y servicios y llamado el producto interno bruto (“PIB”), Cuba estaba, en 1956, en el cuarto lugar del mundo con el 64 % del PIB cubano empleándose como remuneración a los trabajadores cubanos. Hoy en Cuba ese por ciento es del 37 %. ¡Esto representa un decrecimiento de un 42 %! En términos del PIB per cápita (en relación al número de personas), Cuba gozaba del puesto número 15 en la escala mundial en 1957 en ingreso. En el 2010, la dictadura castrista colocó a Cuba en el número 29. Lo que hemos visto es un crecimiento negativo, en prácticamente todas las clasificaciones medibles, cuando se toma en cuenta el tiempo transcurrido y se hace una comparación dinámica y relativa.

En la política, el resumen es aún más claro. En los 56 años de la Cuba republicana, hubo 16 individuos que ocuparon la presidencia, de partidos políticos diferentes y en gran parte, participando en elecciones competitivas. Podemos señalar entre 1902 y 1958, 11 años de gobernanza cubana de corte autoritario. Esto significa que a pesar, incluso, de los 2 años de gobierno extranjero producto de la segunda intervención norteamericana (gran error de los políticos criollos), las libertades civiles y políticas fueron la regla y no la excepción. Esto es un contraste magnánimo con los 58 años de absolutismo totalitario, dinástico, oligárquico y militar, de Cuba comunista.

Por eso cada 20 de Mayo, cada cubano, viviendo en libertad o en despotismo, debe de celebrar el Día de la Independencia de Cuba. ¿Qué Cuba republicana tuvo defectos? Claro que sí. Igual que absolutamente toda república liberal en la historia, sin excepción. El ensayo democrático es un proceso evolutivo de perfeccionamiento continuo. ¡Cuán fatídico resultó el experimento comunista que comenzó aquel 1 de enero de 1959! Ahí paró el avance. Cuba fue, sin duda, una gran república



Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

Nora Gámez Torres: El Presidente Donald Trump envía mensaje al pueblo cubano este 20 de mayo


Trump envía mensaje al pueblo cubano este 20 de mayo

Por Nora Gámez Torres
 May 20, 2017
ngameztorres@elnuevoherald.com

En el aniversario 115 del surgimiento de la República de Cuba este sábado, el presidente Donald Trump felicitó a los cubanoamericanos y prometió que trabajará para que los cubanos en la isla tengan un gobierno que respete la democracia y las libertades civiles

“Hoy recordamos patriotas como José Martí, quien se dedicó a hacer de Cuba una nación económicamente competitiva y políticamente autónoma. Él nos recuerda que el cruel despotismo no puede apagar la llama de la libertad en los corazones de los cubanos, y que la persecución injusta no puede destruir el sueño de los cubanos de que sus hijos vivan libres de la opresión”, agrega el comunicado.

Desde su campaña, Trump prometió hacer cambios en la política hacia Cuba y un funcionario del Departamento de Estado dijo que Estados Unidos buscaría poner mayor presión al gobierno de la isla en el tema de los derechos humanos. Un anticipado anuncio sobre el tema que podía ocurrir este 20 de mayo fue aplazado por el viaje del presidente al Medio Oriente y porque la revisión no ha concluido, según comunicó una vocera de la Casa Blanca al Nuevo Herald.

Trump también destacó las “contribuciones sobresalientes” de varias generaciones de cubanoamericanos a EEUU.

“Cubanoamericanos se han distinguido en la literatura, las artes, los negocios, los deportes, los tribunales, el Congreso, y dentro de mi Administración”, señaló. Asimismo agradeció especialmente a los que han servido en las fuerzas armadas “y que se han sacrificado en defensa de nuestra libertad”.

Siga a Nora Gámez Torres en Twitter: @ngameztorres


Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...

sábado, mayo 20, 2017

Cuba, 115 aniversario de la instauración de la República de Cuba el 20 de mayo de 1902

 Nota del Bloguista de Baracutey Cubano

En el documental  ¡Viva la República! , del director de cine  Pastor Vega (conformada mediante documentales robados a principios de la Robolución al afamado cineasta Alonso ) se vilipendia a la República de Cuba; uno de los guionista de ese documental fue Jesús Díaz.  quién posteriormente funda en España la revista Encuentro de la Cultura Cubana. Años después de escribir el guión de dicho documentalJesús Díaz cambió totalmente su perspectiva sobre la República de Cuba y eso  se puede verificar en el número 24 de dicha revista que es un homenaje a la República de Cuba por su centenario. Un fragmento escrito por Jesús Díaz dice:

¨Más allá de sombras, contradicciones y tensiones cuentan los resultados. Y locierto es que la República partió de una realidad terrible en 1902 y que, como prueban varios de los trabajos que publicamos, en 1959 la Cuba republicana estaba situada no solo entre los primeros países de América Latina en muchos de los principales indicadores de desarrollo económico, social y cultural, sino que tam- bién superaba en algunos de ellos a países europeos como España, Portugal, Gre- cia o la propia Italia. La Cuba republicana era una nación que acogía inmigrantes —españoles, chinos, judíos, árabes, italianos, jamaiquinos, haitianos—; la Cuba actual, en cambio, es desde hace años y años una fuente inagotable de exiliados que emigran hacia los más diversos países con la esperanza de encontrar en ellos lo que el nuestro les niega¨
 En el libro La verdadera República de Cuba, escrito por el Dr. Andrés Cao Mendiguren,  uno de los  mejores libros sobre la república cubana (1902-1958 ) que se ja escrito (quizás el mejor de los que  he leido en mi vida),  incluyendo la monumental obra en 10 tomos Historia de la Nación Cubana, aunque este último incluye el período colonial y llega hasta el año 1952, se lee:

 ¨Cabe decir que aquellos pensamientos de 1913 expresaban una realidad  porque esa nación  se alcanzó muy pronto  en décadas posteriores,  aunque en 1959  fue demolida por los que  usurparon el poder, y ha sido vilipendeada  por una oleada de intelectuales comprometidos o  mediocres. El testimonio de ello es que Cuba ocupaba  las primeras posiciones  en todos los renglones de los anuarios de las Naciones Unidas  para la América Latina. Y hay que reconocer que estos logros  tan destacados  no se hubieran podido conseguir  si nuestros gobernantes, y a pesar de sus errores,  no hubieran tenido interés  y acierto para  resolver los problemas de la sociedad cubana, si nuestros legisladores no nos hubieran  dado una legislación avanzada  y moderna, o si el  pueblo cubano no hubiera estudiado  y trabajado  para superarse. El pueblo cubano era exigente  y siempre aspiraba  a lo mejor, pero tenemos  que acusarnos  de un pecado,  y es que  cuando no lo lográbamos plenamente, en vez de analizar  los fallos  y aplaudir lo logrado, prodigábamos una crítica irresponsable.¨ (Cao, 2008, p. 87)


Lo que sucedió en Cuba fue lo que ya había advertido la Comisión Truslow en las conclusiones de su informe al hacer un estudio, a petición del Presidente Prío Socarrás, para la dinamización de la economía cubana; veamos:

En 1950 la Misión Truslow, comisión internacional solicitada al Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento (BIRF) por el gobierno presidido por el Dr. Carlos Prío Socarrás para que hiciera un diagnóstico de la economía cubana y recomendara medidas para dinamizarla, planteó, entre otras cosas, que Cuba debía diversificar su economía teniendo al azúcar como punto de partida y que Cuba poseía los recursos humanos, financieros y materiales necesarios para ello salvo el combustible; alertó que la prosperidad bélica (II Guerra Mundial y Guerra de Corea) había propiciado nuevos niveles de vida para muchas personas y que el actual crecimiento económico no satisfacía las necesidades de su creciente población y que si la economía era incapaz de sostener ese nivel en tiempos menos prósperos, sobrevendría una gran tirantez política (Zuaznábar, 19 y 20). Como elemento conclusivo planteó:

¨Si los líderes se han descuidado en prever esta posibilidad, la opinión pública los inculpará. Y si ello ocurriera, el control podría pasar a manos subversivas y engañosas, como ha ocurrido en otros países donde los líderes no se han dado cuenta de las corrientes de estos tiempos. ¨ (Zuaznábar, 20)

 *******************
 Máximo Gómez  izando la bandera cubana, a su lado Leonardo Wood, en la azotea del antiguo Palacio de los Capitanes Generales, que era la sede del gobierno interventor; gobierno donde habían muchos cubanos pues uno de los objetivos de ese gobierno era entrenar a los cubanos para que  se autogobernaran pues ya la Resolución Conjunta (Joint Resolution o Enmienda Teller) ¨ del Congreso de los Estados Unidos  expresaba que ¨Cuba es y de derecho debe ser libre e independiente¨. El Presidente William McKinley y el gobernador Leonardo Wood deseaban personalmente la anexión de Cuba a los EE.UU. pero no podían oponerse  a esa Resolución Conjunta imponiendo la anexión; así funciona la democracia norteamericana  con su  check and balances que controla y limita para que ninguno de los tres poderes (Ejecutivo, Legislativo y Judicial)  sea superior al de  los otros dos. .
 
 La bandera cubana ondea en el techo del Palacio de los Capitanes Generales el 20 de mayo de 1902
 ************************************

El 20 de mayo y la Enmienda Platt

 ************
La Enmienda Platt fue solo un corolario de la Doctrina Monroe: dicha enmienda fue establecida para evitar que Cuba cayera bajo el dominio europeo
*************

Por Ariel Pérez Lazo
 Miami 
22 de mayo de 2012


Acto de izar la bandera cubana el 20 de mayo de 1902. Observen la alegría al izarse la bandera cubana. Ambas fotos fue en El Castillo de los Tres Reyes del  Morro de La Habana. Aclaro un error muy repetido: Máximo Gómez izo la bandera cubana (realmente se izaron dos, pues Leonardo Wood quiso llevarse la primera)  en el antiguo Palacio de los Gobernadores Militares de España en Cuba,   no en  el Castillo de los Tres Reyes del  Morro de La Habana; en el izaje de la bandera cubana en  dicho  castillo  participaron el General Emilio Núñez y varios destacados miembros del Ejército Libertador y en particular mutilados de guerra; uno de ellos fue el Teniente Coronel del Ejército Libertador Rafael Izquierdo Triana. Fotos y comentarios añadidos por el Bloguista de Baracutey Cubano.


 
Fotos de la  ceremonia de traspaso de poderes al mediodia del 20 de mayo de 1902  en el antiguo Palacio de los Capitanes Generales. Fotos y comentarios añadidos por el Bloguista de Baracutey Cubano.


El 20 de mayo de 2012 se conmemora el aniversario 110 de la independencia cubana. La pregunta que se impone frente a esta fecha es: ¿Por qué Cuba es el único país del mundo que no celebra su independencia? Este absurdo más de la vida nacional merece al menos un sobrio comentario.

No voy a profundizar en el clásico debate sobre la Enmienda Platt. Yo no creo que sobre el tema exista dentro de la Isla la opinión más certera, en todo caso prefiero asumir los criterios de Ramiro Guerra en El camino de la independencia que la visión corriente de la misma. Según Guerra, uno de nuestros más profundos historiadores, la Enmienda Platt fue solo un corolario de la Doctrina Monroe: dicha enmienda fue establecida para evitar que Cuba cayera bajo el dominio europeo (recordemos el intento de intervención alemana e inglesa en Venezuela en 1901) y para garantizar el respeto a las vidas y haciendas norteamericanas. Es por eso que Enrique José Varona escribió el 28 de abril de 1902:

“Dentro de breves días (…) habrá una república más en América. Cuba ascenderá definitivamente al rango de nación (…)

“Los Estados Unidos vinieron a Cuba como los campeones de nuestra independencia; y se retiran de Cuba dejando asegurada nuestra naciente república contra toda agresión externa. La noble idea por la que derramaron su sangre tantos mártires cubanos, ha florecido en la victoria también regada por sangre americana (…) el poder de los descendientes de Washington y Lincoln la ha hecho encarnar en la realidad, y arraigarse en nuestro suelo en la forma de las instituciones, bajo cuyo amparo nos organizamos para vivir la vida de la libertad y del derecho.” (De la colonia a la República)

Sabido es, a propósito del famoso derecho de intervención dado a los EEUU con dicha Enmienda, que la ocurrida en 1906 pudo haber sido evitada si ambos bandos contendientes en una de nuestras primeras guerras civiles republicanas, liberales y conservadores, no la hubiesen solicitado. Recuerdo como Leland H. Jenks ( disculpe el lector que cite de memoria ) en su obra Our cuban colony, escrito precisamente para demostrar la injerencia norteamericana en aquella primera república cubana, narraba los días trágicos previos a la segunda intervención, con el incidente de que el Congreso discutía la sucesión presidencial tras la renuncia del presidente Tomas Estrada Palma —había realizado un bochornoso fraude en las elecciones donde buscaba su reelección y cada uno de los posibles sucesores se apresuraron a negarse a sustituirlo, dejando el vacío de poder que permitió dicha intervención. Decia Jenks: “cualquiera que hubiera pasado delante del Congreso pudo haber sido nombrado presidente en aquella hora”.

Finalmente con los Catorce Puntos de Wilson, escritos para enfrentar el imperialismo alemán en la Primera Guerra Mundial, la idea de limitar la soberanía de los pequeños estados quedó afectada (algo que en su tiempo notara el entonces congresista cubano Fernando Ortiz) y los medios diplomáticos sustituyeron poco a poco a la intervención norteamericana directa para evitar guerras civiles que amenazaran las inversiones norteamericanas y extranjeras.

Si pesar de estas evidentes fallas de la teoría de que el 20 de mayo de 1902 no hubo independencia, aceptáramos que Cuba no la alcanzó a causa de la entrada en vigor de la Enmienda Platt: ¿Cuál es entonces la fecha en qué debemos celebrarla? La Enmienda Platt fue abolida el 29 de mayo de 1934. ¿Por qué no se ha escogido la fecha de su abolición como la de independencia a raíz de la revolución de 1930, (calificada por los historiadores cubanos como antiimperialista) o tras la revolución de 1959? Aquí se descubre el verdadero sentido del problema. Si el motivo para no celebrar el 20 de mayo fuera la Enmienda Platt, se celebraría el día de su derogación.

Como la historiografía oficial (no la de algunos académicos inquietos) supone que luego de la abolición de la Enmienda los EE.UU aplicaron un nuevo mecanismo de dominación neocolonial: la posible suspensión de la cuota azucarera, se presupone que hasta el 1 de enero de 1959 no fuimos realmente independientes. De hecho, el 1 de enero es la única fecha asociada con la soberanía nacional (esta vez los mambises entraron en Santiago de Cuba, decía enardecido Fidel Castro en 1959, cuando la gran masa del pueblo lo tenía como líder nacional) que se celebra en Cuba.

Evidentemente es el 1 de enero la fecha que quiere aparecer como sustitución de la del 20 de mayo: es el mejor modo de fijar en la conciencia colectiva la idea de que la revolución de 1959 significó la independencia de Cuba. Es este uno de los rasgos que emparenta ideológicamente a la revolución de 1959 con lo ocurrido en Europa Oriental, donde cada país del otrora bloque soviético hizo tabula rasa de sus tradiciones, haciendo prácticamente comenzar la historia nacional en la fecha en que ocurrió el fin del régimen capitalista. Si bien Cuba conservó su bandera y no vio incorporado el término socialista a su nombre oficial, como la mayoría de aquellas naciones este-europeas, el 20 de mayo fue borrado como celebración.

La doctora Ana Cairo en su libro 20 de mayo: ¿fecha gloriosa? considera que el 10 de octubre sustituyó a la fecha tradicional de celebración de la independencia. Sin embargo, el 10 de octubre no es festejado por el pueblo de Cuba. El aparente sustituto del 20 de mayo no arraigó en la conciencia nacional pues lógicamente ese día Cuba inició la primera de sus tres guerras pero no se alcanzó la independencia. Es hora de que los cubanos volvamos a tener una fiesta nacional.

© cubaencuentro.com

 ******************
Tomado de  http://www.cubaencuentro.com

República imperfecta, pero república innegable

************
Nació el 20 de mayo de 1902. El castrismo comenzó a liquidarla desde 1959
************

Por Eugenio Yáñez
Miami
19/05/2016

No puede haber sido tan inapropiada aquella república que el castrismo llama “pseudo república” o “neocolonial”, si el generalísimo Máximo Gómez la celebró junto a Tomás Estrada Palma, primer presidente cubano, electo por cubanos en elecciones libres (lo que nunca han hecho los hermanos Castro).

Lastrada con la Enmienda Platt, sí, por más de tres décadas. Pero es falaz asegurar que Estados Unidos nos robó la independencia. Los mambises combatieron heroicamente durante 30 años, pero en 1898 no tenían condiciones militares para derrotar a España.

La correlación de fuerzas no favorecía a los cubanos. Por eso los heroicos mambises, pensando más en Cuba que en intereses y glorias personales, pidieron a EEUU intervenir en la contienda, para evitar mayores calamidades a los cubanos.

La “reconcentración” impuesta por el Capitán General español Valeriano Weyler había provocado muertes, hambre, insalubridad, destrucción y miseria en toda la Isla. Daño emulado en Cuba en el siglo XX por Fidel Castro con su “período especial” para mantenerse en el poder, sin que hubiera guerra.

Contrariamente al alboroto castrista, a EEUU no le interesaba inmiscuirse en nuestra guerra. Entonces estaban coronando su frontera del Atlántico al Pacífico. La insistencia mambisa inclinó a los americanos, con el criterio que sería leit motiv desde entonces hasta hoy: que Cuba estuviera tranquila y no presentara riesgos (militares, económicos, sanitarios, poblacionales, delictivos, sociológicos) para la nación del norte.

De manera que Estados Unidos entró en la guerra y junto con los mambises destrozó las fuerzas militares españolas en Cuba. Cuatro años de la llamada Primera Intervención Americana (1898-1902) supusieron una contribución a la Cuba naciente que nunca sería realmente valorada en su verdadera magnitud. Aunque no fuera por otra cosa, el aporte a la sanidad pública y la desinfección del territorio nacional, y la creación de infraestructuras y condiciones imprescindibles para subsistir como país independiente, fueron contribuciones más que suficientes para agradecer a la gran nación americana, que “antiimperialistas” de pacotilla en todo el mundo se niegan a reconocer por rencores y envidias.

Lastrada, cargada de imperfecciones, caudillos y oportunistas, la república nacida en 1902, desnaturalizada con la Enmienda Platt, venía de una Constitución de 1901 que nunca el decadente castrismo podrá superar. Surgió un país dirigido por “generales y doctores”, que durante casi 30 años fue testigo de intentos reeleccionistas, politiquería y golpistas en ciernes, pero que logró llevar al país desde las desgracias dejadas por la criminal “reconcentración” hasta la prosperidad, limitada, parcial y no universal, es cierto, pero en una sociedad libre, democrática y orgullosa de su independencia.

Cuando un general obtuso empeñado en reelegirse provocó una sublevación que en 1933 lo sacó del poder, y un grupo de irresponsables estudiantes junto a un demagogo y cínico profesor universitario jugaron a la revolución deponiendo y nombrando presidentes, los cubanos supieron reconstruirse, mostraron sabiduría, valentía y civismo para dejar atrás posiciones irreconciliables y acometieron una asamblea constituyente que culminó en la llamada Constitución de 1940.

Tan importante como esa Constitución fue el proceso donde participaron, electos limpia y democráticamente, delegados a la asamblea constituyente provenientes de disímiles partidos y diversas posiciones políticas, que fueron capaces —aunque no resultó nada fácil— de discutir respetuosamente criterios y opiniones divergentes y encontrar consensos suficientes para entregar finalmente a los cubanos un documento que entonces resultaba uno de los más avanzados del continente. Proceso que puede resultar ejemplar para cualquier país del mundo civilizado

La república que volvió por sus cauces en 1940 continuó cargando con graves males, corrupción, gangsterismo, fraudes electorales, clientelismo, abusos, pero también durante doce años siguió siendo un país donde existía sociedad civil, se respetaban las instituciones y las libertades individuales, de propiedad y de empresa, y se celebraban periódicamente comicios para los cargos de elección popular, donde participaban todos los partidos que cumplieran los requisitos establecidos por la ley. Era, de nuevo, una república imperfecta, pero república al fin, no feudo particular de ninguna familia.

Hasta que en 1952 un innecesario golpe de Estado ejecutado por quien había sido anteriormente tanto golpista como presidente constitucional, complicó las cosas. Y aunque posteriormente el golpista intentó regresar el país a “la normalidad” y restableció libertades y derechos conculcados, ya se habían desatado los perros de la guerra en la Isla, y las cosas llevarían, tras guerrillas, levantamientos, sublevaciones, exilios, huelgas y luchas urbanas, hasta aquel victorioso primero de enero de 1959 donde casi todos los “revolucionarios” y sus simpatizantes tenían como primer objetivo el restablecimiento de la Constitución de 1940 y el ejercicio pleno de las libertades proclamadas en ella.

No por gusto Fidel Castro comenzó a desmantelar las instituciones republicanas desde el primer momento, despreciando las fechas patrias cubanas y sustituyéndolas por las de “su” revolución. Desde enero de 1959 comenzó a enterrar definitivamente la Constitución de 1940, sustituyéndola por monsergas jurídicas al servicio de la dictadura durante los siguientes 17 años, donde imperó la siniestra imposición de “elecciones, ¿para qué?”, hasta que se proclamó la llamada Constitución Socialista en 1976, copiada de modelos soviéticos, donde continuaron invisibles las libertades y derechos de los ciudadanos.

Desde 1959 hasta hoy, 57 años de represión, privaciones, miserias, familias divididas, economía en ruinas, infraestructura nacional destruida, insalubridad, desinformación, retraso tecnológico, exilio, historia falseada, grandezas nacionales ocultadas o ignoradas, educación cívica y urbanidad prácticamente desconocidas por la mayoría de la población, entre muchos otros males.

Además de haber actuado realmente como “república colonial” al servicio de los designios imperialistas de la Unión Soviética. Y permitir que se destruyera el país con el “período especial”, cuando ya había quedado absolutamente demostrado que el comunismo no era más que un mito sanguinario y cruel sin otro resultado posible que el más rotundo fracaso.

De manera que en los 57 años desde 1902 a 1959 tuvimos una república imperfecta, pero innegable. Y desde 1959 hasta hoy ni siquiera ha existido una república imperfecta, porque “la revolución” convirtió a Cuba en finca particular de los hermanos Castro.

Mil veces mejor aquella república imperfecta del 20 de mayo de 1902 que la del castrismo y su “perfeccionamiento”.

© cubaencuentro.com
*************
ENMIENDA PLATT Y REPÚBLICA

(Fragmento)

Sabiduría vs imposición

La República nació con su independencia y soberanía limitadas en cuanto a principios se refiere; eso es un hecho innegable en nuestra historia. Los cubanos más preclaros se decidieron por la opción de aceptar por el momento la mencionada enmienda ante la alternativa de la ocupación indefinida de Cuba por las tropas norteamericanas y que la misma pudiera desencadenar una inútil guerra de guerrillas contra el Gobierno Interventor norteamericano que destruyera, más aun, al ya devastado país. El Mayor General Calixto García después de concluida la Guerra Hispano Cubana Norteamericana había dicho:
"Yo creo que los Estados Unidos no faltarán a su palabra empeñada; pero si así fuera siempre habría tiempo para morir, ya que no para vencer" ( Rodríguez, 44 y 45)

La sabia estrategia planteada desde los mismos inicios de la República por Don Juan Gualberto Gómez, y otros patriotas, y que está expuesta en las siguientes palabras, demostró ser la más adecuada para la joven república.

"Declaración solemne del propósito de que mientras ese tratado esté vigente, será escrupulosa y lealmente observado por el pueblo cubano y por su gobierno; sin perjuicio de que el Gobierno de la República de Cuba aproveche cualquier oportunidad favorable que pueda presentarse en el porvenir para influir cerca del Gobierno de los Estados Unidos, a fin de obtener por mutuo acuerdo, la modificación de aquellas cláusulas del Tratado en que el pueblo cubano encuentra limitada su independencia y mermada su soberanía." (Ibarra, 245)

Los contenidos más lesivos de la Enmienda Platt en contra de la plena soberanía cubana fueron abrogados en 1934.

Balance controversial de la Enmienda Platt

El balance de la Enmienda Platt es muy controversial. Considero que sus consecuencias deben analizarse desde al menos dos perspectivas o ángulos diferentes. Una primera perspectiva nos dice que la mencionada enmienda:

1) Propició el aumento significativo de las inversiones extranjeras en un país totalmente destruido necesitado de las mismas. La mencionada enmienda garantizaba, en cierto medida, el ambiente de paz necesario para el desarrollo de las inversiones en el país.

2) Contribuyó grandemente para que no sucedieran en Cuba, largas y sangrientas guerras fratricidas similares a la ocurrida durante y después de la independencia en muchas repúblicas hispanoamericanas y en Haití, o como la ocurrida en los propios Estados Unidos con la guerra de Secesión.

3) Limitó significativamente la posibilidad de una agresión extracontinental por parte de las potencias europeas como la efectuada por Alemania, con la ayuda de Inglaterra, a Venezuela en 1901 mediante los bombardeos a La Guaira, Maracaibo y Puerto Cabello, por ésta no pagar las deudas adquiridas con un poderoso consorcio alemán. Anteriormente, en 1897, la marina alemana ya había realizado demostraciones de fuerza en Haití.

Una segunda perspectiva de la Enmienda Platt nos dice que:
1) Limitó en cierta medida, en cuanto a principios se refiere, la soberanía de Cuba, otorgándole a la república desde un punto de vista formal, una independencia restringida.
2) Creó una mentalidad de Patronato en ciertos segmentos del pueblo cubano mediante la cual, se esperaba que los norteamericanos fueran los que resolvieran nuestros problemas políticos. En otros segmentos de la población cubana, creó o acentuó un sentimiento nacionalista antinorteamericano.
La enmienda Platt nos privó de gozar de una independencia y soberanía total, pero también nos evitó grandes desastres y sufrimientos.

Manuel Sanguily como Ministro de Estado (responsabilidad que corresponde a la de Canciller o Ministro de Relaciones Exteriores en nuestros días) del gobierno de José Miguel Gómez, en su discurso en el teatro Polyteama, a poco más de una década de la imposición de la Enmienda Platt, expresó:
"Mantendrá el Gobierno las relaciones más cordiales en el orden diplomático y de los negocios, con las naciones amigas entre nosotros dignamente representadas, y sobre todo cultivará los grandes y vitales intereses que en franca y afectuosa correspondencia nos ligan a los Estados Unidos, no ya solo en consideración a las ventajas que deriva de ellos nuestra economía, sino por los incomparables servicios que el pueblo y el Gobierno americanos han prestado a la causa de la justicia, de la civilización y de nuestra nacional soberanía.

Y no os sorprenda esta sincera manifestación de quien siempre ha vivido inquieto y receloso en el temor de los grandes y los fuertes. Dos veces -una, por la ceguedad de nuestra vieja y orgullosa Metrópoli; otra por la ceguedad de enconos fratricidas-, vinieron aquí los americanos traídos por su fortuna o llamados por nuestras discordias, y siempre se retiraron de nuestro territorio, haciéndonos el doble beneficio de construir dos veces la república, y dejándonos en el corazón atribulado, desengaños y escarmientos; más en ambas ocasiones, motivos superiores de admiración y de gratitud por esa magnánima conducta que jamás en la historia habían observado los pueblos fuertes y triunfantes con los débiles, conturbados y decaídos" (Ibarra, 312)

He escogido esas palabras de Manuel Sanguily en el teatro Polyteama, y no las de otro cualquier patriota o ciudadano, por la posición vertical que siempre mantuvo Sanguily en su quehacer político:

Sanguily se opuso en un primer momento, como ya expresamos, a la imposición de la Enmienda Platt. Posteriormente, y ya en la República como miembro del Senado cubano, se opuso a la venta de tierras cubanas a capital norteamericano. En ese cargo de Secretario de Estado del Gobierno de José Miguel Gómez, se opuso de palabra y de hecho a la injerencia norteamericana en Méjico cuando el derrocamiento del presidente Francisco I. Madero y su sustitución por Victoriano Huerta, actitud que suscitó desavenencias con el gobierno norteamericano. Sanguily fue en su momento, él más fuerte y decidido opositor en el Senado cubano a la aprobación en 1903 del Tratado de Reciprocidad Comercial con los Estados Unidos (TRC). La verticalidad de Sanguily llegó hasta el punto de acusar públicamente de corrupto al gobierno de José Miguel Gómez (1909-1913), pese a pertenecer a su gabinete como Secretario de Estado.

El fundamento de la preocupación norteamericana por nuestra estabilidad republicana iba desde los más excelsos y enaltecedores sentimientos humanos de solidaridad, hasta la más fría y calculada preocupación por sus inversiones económicas y su seguridad nacional. En ese amplio espectro, es donde debemos situar los móviles que tuvieron las numerosas personalidades norteamericanas que intervinieron en la confección, aprobación y aplicación de la Enmienda Platt.

Un caso concreto de la aplicación de la Enmienda Platt

Por otra parte, debemos admitir que en general, en el caso cubano, los gobiernos norteamericanos no se inclinaron en hacer un uso indiscriminado o exagerado de la prerrogativa que les daba la Enmienda Platt. El proceder del presidente Teodoro Roosevelt durante "la guerrita de agosto" de 1906 así lo atestigua, pues tanto el presidente Estrada Palma como los alzados contra él, pidieron la intervención norteamericana y fue el presidente Roosevelt el que trató de que la misma no se produjera. La carta de Roosevelt al embajador cubano Gonzalo de Quesada del 14 de septiembre de 1906 y su telegrama a Estrada Palma del 25 de septiembre de ese mismo año así lo muestran. Algunos fragmentos de la mencionada carta son:

" Solemnemente conjuro a todos los patriotas cubanos a unirse estrechamente para que olviden sus diferencias, todas sus ambiciones personales, y recuerden que el único medio de conservar la independencia de su república es evitar, a todo trance, que surja la necesidad de una intervención exterior para salvarla de la anarquía y de la guerra civil.
Espero ardientemente que estas palabras de apelación, pronunciadas en nombre del pueblo americano, por el amigo más firme de Cuba y el mejor intencionado hacia ella que pueda existir en el Mundo, serán interpretadas rectamente, meditadas seriamente y que se procederá de acuerdo con ellas, en la seguridad de que, si así se hiciere, la independencia permanente de Cuba y su éxito como República se asegurarán." (Pichardo, 283)

En el telegrama de Roosevelt a Estrada Palma del 25 de septiembre, éste le escribe en un tono invocatorio y suplicante:
" Bajo su gobierno y durante cuatro años, ha sido Cuba República independiente. Yo le conjuro, en bien de su propia fama de justo, a que no se conduzca de tal suerte que la responsabilidad por la muerte de la República, si tal cosa sucediere, pueda ser arrojada sobre su nombre. Le suplico proceda de manera tal, que aparezca que Ud. por lo menos, se ha sacrificado por su país y que lo deja aún libre cuando abandone su cargo." (Pichardo, 285)

Estrada Palma permaneció intransigente y convocó al Congreso para renunciar pese a que los sublevados no pedían su renuncia. Se creó una comisión para convencerlo que retirara la renuncia pero el resultado fue negativo. No pudieron obtener arreglo alguno con Estrada Palma, el cual, para colmo, le pidió al Vicepresidente que también renunciara, dejando así acéfala a la república.
El país quedó sin presidente y con una sublevación en sus entrañas que deseaba también la intervención extranjera. La intervención se produjo y como la anterior intervención militar, no hubo oposición armada a la misma.

El Subsecretario de Estado Bacon, según el historiador Howard Hill, citado por Ibarra, le dijo contrito a Taft:
" Me avergonzaré de mirar a mister Root a la cara. Esta intervención es contraria a su política y a todo lo que él ha estado predicando en América del Sur" (Ibarra, 294)
Elihu Root, el padre de la Enmienda Platt, era en ese momento Secretario de Estado.

Según algunos historiadores cubanos de nuestros días, la renuencia del gobierno norteamericano a intervenir se debió a que podía afectarse la imagen del nuevo modelo neocolonial que se estaba experimentando en Cuba y que deseaba llevar a otros países latinoamericanos. Considero que esa explicación no es compatible con la imagen del gobierno cuyo presidente públicamente dio a conocer la política del Gran Garrote y de las Cañoneras. Esta ocasión no fue la única en la que el gobierno de los E.U. invocó la Enmienda Platt para intervenir en Cuba, pero sí fue la única en la que la intervención verdaderamente se llevó a cabo; las otras invocaciones (algunas veces precedidas de intentos por reconciliar a las partes cubanas beligerantes) se limitaron a amagos de intervención y a algún que otro desembarco en determinadas regiones lejanas del país, cercanas a la Base de Guantánamo o dentro de ella y en Santiago de Cuba, las cuales ayudaron a que se apaciguaran los ánimos de los cubanos que contendían entre sí. El artículo tercero de la Enmienda Platt se aplicó, o estuvo a punto de aplicarse, solamente en momentos en los que se habían producido enfrentamientos armados en el país y el gobierno democráticamente elegido había perdido o estaba perdiendo ostensiblemente el control del país. Esta situación se puede ilustrar también con el siguiente fragmento de la nota del Secretario de Estado norteamericano P.S. Knox, el 16 de enero de 1912, al Presidente José Miguel Gómez: "evitaran una situación peligrosa que pudiera obligar al Gobierno de los Estados Unidos, contra sus propios deseos, a considerar las medidas que debe tomar en función de sus obligaciones con respecto a las relaciones con Cuba"(Alzugaray, 29).

El artículo tercero de la Enmienda Platt nunca se aplicó cuando los objetivos políticos, sociales, obreros y de la mujer se buscaban pacíficamente. La anterior república cubana, pese a los defectos, deficiencias y males que tuvo, ocupó comparativamente una posición privilegiada en América Latina en cuanto a las conquistas políticas, sociales, laborales y de la mujer que en ella se alcanzaron.

No conozco que en esas intervenciones o amagos se haya producido algún enfrentamiento armado entre las fuerzas norteamericanas y alguna fuerza cubana.

Un hecho polémico no sujeto a esquemas

La intervención norteamericana en los asuntos cubanos en las postrimerías del antepasado siglo XIX y en los inicios del pasado siglo XX ha sido un hecho histórico muy polémico de nuestra historia. Para que se tenga una idea de lo controvertida que ha sido la apreciación cubana sobre la intervención norteamericana después de finalizada la guerra de independencia contra España diré, que en contra de todo esquema simplista, podemos encontrar desde burgueses cubanos admiradores de los E.U. opinar duramente en contra de ella, hasta a un destacado político de izquierda defender, en cierta medida y en la década del 40, la presencia norteamericana en los primeros años de independencia de España, pues esta aceleraba el desarrollo del capitalismo en Cuba y con ello, según la filosofía marxista clásica, la instauración del socialismo en Cuba.

La Enmienda Platt no fue abrogada en 1934 por poseer la república cubana en esa fecha, un gobierno fuerte que respondiera a los intereses del gobierno norteamericano, pues todos sabemos lo convulsa que fue en nuestro país la década del 30 del pasado siglo XX; tampoco se abrogó por ser una demanda del sentimiento nacionalista antinorteamericano que había en determinados estratos de la población cubana de los años veinte y treinta (también existían sentimientos antiespañol, antijudio, antihaitiano, antijamaicano, etc), sentimiento que después de 1940 y hasta 1959 disminuyó grandemente (Domínguez, 244). Fueron varios los factores que motivaron esa decisión entre los que, por supuesto, también se encontraban esa corriente y ese sentimiento nacionalista, pero no se pueden obviar tampoco: el trabajo paciente, tenaz y sabio de nuestros diplomáticos, las relaciones de amistad entre Cuba y Estados Unidos, la política del Buen Vecino de Franklyn D. Roosevelt, y finalmente, la percepción norteamericana de los cambios que se habían producido en las relaciones internacionales de las otras potencias con los países de nuestro continente.

Por último, deseo observar que el nuevo tratado sobre las relaciones entre Cuba y los Estados Unidos que se firmó en esos años, nunca tuvo en su haber, un período norteamericano de ocupación de nuestro país pese a la inestabilidad política y de oposición armada que presentaron algunos gobiernos cubanos antes del primero de enero de 1959.

Para seguir leyendo hacer click aqui­ ...